10 Habilidades humanas para el futuro del trabajo

10 Habilidades humanas para el futuro del trabajo
julio 26 11:21 2019

Todos hemos escuchado cómo debemos practicar ser más humanos para evitar convertirnos en robots. Pero ¿qué tal si practicamos  “humanidad” para asegurarnos de no convertirnos en monstruos?

Ya sea que se trate de señales emocionales que pasan por alto en una reunión que se dirige al desorden, la curiosidad que podría convertir un día habitual en una chispa interna que le recuerde por qué se involucró en este trabajo o el arte de hacer espacio para la resolución de conflictos que nos salvará a todos, aquí hay diez maneras de rescatar a nuestro mejor ser y evitar que nos mutemos en monstruos del lugar de trabajo.

1. Mentalidad de Empatía

La empatía nos da la posibilidad de ponernos en el lugar de otras personas para poder ver y sentir desde su perspectiva. Es una mentalidad y un enfoque integral, en el lugar de trabajo y en la vida.

  • Escuchar: El primer paso en la comprensión es hacer preguntas. Luego haga una pausa para escuchar cómo su colega explica lo que están pensando y sintiendo. Al escuchar, obtendrá un contexto valioso para saber de dónde viene.
  • Apreciación: Mostrar una sincera apreciación y celebración de las contribuciones de los demás le permite demostrar que los valora.
    Conciencia de sí mismo: parte de sentir lo que los demás sienten también es comprender sus propios prejuicios y creencias limitantes.
  • Juicio: cuando las personas buscan consejo o comparten un problema, no buscan su crítica. Tenga en cuenta que es posible que ya tengan la respuesta, que puede ayudar a resolver. A veces, solo reconocer lo que han dicho es el mejor primer paso.
  • Presencia: antes de las reuniones, tómese un momento para pensar con quién estará y con qué tratarán en el trabajo y en la vida. El tiempo es uno de nuestros activos más valiosos, así que estar allí completamente.

2. Inteligencia emocional

Esto se trata principalmente del yo: la construcción de la autoconciencia, la autogestión, la conciencia social y la gestión de las relaciones. Ser consciente de cómo su comportamiento afecta a los demás es el corazón de la inteligencia emocional.

Piensa en estas preguntas: ¿Qué tipos de comportamientos te vuelven loco? ¿Dónde aparece tu ansiedad? ¿Qué haces cuando no te sientes escuchado? ¿Cómo aparecen tus resentimientos en las interacciones con los demás?

3. Comunicación efectiva

¿Qué se interpone en el camino de la buena comunicación? La frustración, la falta de confianza, el estrés y la evitación de problemas, que se acumulan hasta horas interminables desperdiciadas. Es importante comenzar desde un lugar de escucha activa y considerar los siguientes principios.

  • Intención: sepa lo que quiere decir y sea claro acerca de su objetivo. Ninguno de nosotros somos lectores de la mente. El 90% de la comunicación es no verbal, así que asegúrese de que las palabras que está utilizando transmitan con precisión el punto que desea expresar y de que ha tratado sus sentimientos antes de hablar.
  • Organización: Tómese el tiempo para organizar sus pensamientos y entregarlos de una manera directa.
  • Enmarcado: el valor para decir lo que realmente tiene en mente es importante, pero recuerde que “creo que siento” es mucho más efectivo que comenzar con “usted”, lo que pone a las personas a la defensiva.
  • Afirmación: ¿La gente entiende lo que estás diciendo? Preguntar si la información tiene sentido puede revelar un problema potencial.

4. Mentalidad de crecimiento

“Convertirse es mejor que ser” – Carol Dweck, mentalidad: la nueva psicología del éxito

Gran parte de lo que hacemos está impulsado por el miedo, incluso en el lugar de trabajo. Esta mentalidad de miedo promueve una cultura de lucha contra el cambio, incluso en compañías “innovadoras”. Permitir una toma de riesgos calculada es esencial para el desarrollo de nuevos productos y soluciones innovadoras. En lugar de estigmatizar el fracaso, una mentalidad de crecimiento lo abarca como una parte necesaria del progreso. Como señala la profesora de psicología de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, encontrar resultados positivos a pesar de los desafíos ayuda a desarrollar la capacidad de recuperación.

5. Curiosidad + Instigación

La curiosidad es una parte natural de cualquier ciclo creativo. Allana el camino para el “pensamiento de posibilidad”, en lugar de negocios como de costumbre. La instigación es una invitación a desafiar soluciones rápidas, soluciones mediocres y mediocridad. Comience por abrazar la incomodidad y lo desconocido, deje espacio para ideas disonantes, opiniones divergentes y resultados aparentemente improbables. Las formas rígidas y desafiantes de pensar y trabajar permiten que se formen nuevas ideas. Permítase experimentar momentos de asombro y admiración, y lleve esa práctica a su trabajo. Las grandes ideas surgen a menudo cuando la mente está quieta y tranquila.

6. Análisis estratégico y pensamiento analítico

Las personas a menudo saltan a la fase de ejecución justo después del descubrimiento. El paso que falta, el análisis estratégico, garantiza que se formulen las preguntas correctas antes de que un equipo avance hacia la resolución de problemas. El análisis estratégico ayuda a identificar problemas complejos al proporcionar una vista de alto nivel en la red interconectada de lo que a menudo pueden parecer problemas aislados.

El pensamiento analítico permite a las personas suspender la toma de decisiones emocionales y, en cambio, buscar lógicamente investigaciones y pruebas basadas en la evidencia. Como parte del proceso analítico, uno analiza todo, desde la causa y el efecto hasta el pro y el análisis de costo y beneficio. Es un error en cualquier desarrollo de producto.

El pensamiento analítico permite a las personas suspender la toma de decisiones emocionales y, en cambio, buscar lógicamente investigaciones y pruebas basadas en la evidencia. Como parte del proceso analítico, uno analiza todo, desde la causa y el efecto hasta el pro y el análisis de costo y beneficio. Es un error en cualquier proceso de desarrollo de productos que el análisis estratégico y el pensamiento analítico descansen sobre los hombros de una sola persona. El proyecto más exitoso requiere que las soluciones se obtengan de un equipo multidisciplinario.

7. Solución de problemas complejos

La resolución de problemas complejos es más efectiva cuando los miembros de un equipo miran un resumen del proyecto con los ojos de un estratega. Mucho antes de que se ofrezcan soluciones y se invierta un tiempo considerable, asegúrese de identificar el problema real antes de saltar a las soluciones. Para entrar en el modo de resolución de problemas, debe comprender el verdadero problema en cuestión, identificar los desafíos de la manera, resistir soluciones simples, identificar las restricciones y los caminos hacia la viabilidad y, sobre todo, asegurarse de estar abierto a la experimentación. .

8. Resolución de conflictos

Es inevitable que el conflicto surja en un equipo en algún momento u otro. Surge con mayor frecuencia cuando los roles no están claramente definidos, se ha producido un colapso en la comunicación, cuando se hacen suposiciones y cuando los flujos de trabajo y los procesos están mal diseñados. La mayoría de nosotros tenemos poco o ningún entrenamiento para expresar emociones negativas: frustración, dolor, indignación. Nuestra reacción por defecto es evitar la incomodidad, pretender que nada está mal o inconscientemente volverse agresivo pasivo. Permitir que los conflictos se infecten puede ser muy perjudicial para la moral y la productividad. Entre las habilidades más efectivas para aprender a fin de resolver conflictos está el dominio de la escucha profunda, la mediación y la facilitación. Dar a las personas el beneficio de la duda y liderar con curiosidad también son herramientas poderosas.

9. Negociación y persuasión.

Además de comprender la perspectiva de otra persona y ser resistente, el trabajo exige que encontremos vías para ser eficaces. Esto requiere negociación y persuasión. No es solo para el equipo de ventas. Debes tener claro lo que quieres y lo que estás dispuesto a dejar de lado para obtenerlo.

Dado el futuro del trabajo y la creciente economía de los conciertos, cada vez más profesionales se verán obligados a ser más emprendedores. Parte de lo que hace que un empresario sea exitoso es la capacidad de lanzar y vender sus servicios, que es donde la negociación y la persuasión encajarán, no solo para los profesionales independientes, sino también para los empleados internos.

10. Liderazgo

Un gran líder reconoce que la confianza, la transparencia, la inclusión y el respeto son pilares esenciales sobre los que se construye una cultura empresarial vibrante. Entienden que no es suficiente construir una cultura, es necesario protegerla y mantenerla. Un gran líder también debe tomar decisiones difíciles y responsabilizar a todos, incluso a ellos mismos.

En última instancia, ser adaptable a los cambios que ocurren en el lugar de trabajo de hoy se trata de poner en práctica estas habilidades humanas tanto a nivel individual como organizativo. Si bien las habilidades y necesidades técnicas pueden cambiar, la comprensión de cómo interactuar y ser más humanos en el lugar de trabajo puede seguir siendo la única constante.

Leer completo en Adobe

Leer más sobre Habilidades Gerenciales