COVID-19 acelera implementación del trabajo remoto

abril 06 19:07 2020

Las medidas de cuarentena y aislamiento obligatorio obligaron a las PyMEs a recalcular el rumbo. Si bien algunas de ellas estaban iniciando su proceso de transformación digital, el escenario hizo que todo se acelere con más rapidez que la habitual.

Redacción Empleo Futuro.-

Para algunas, esto representa una oportunidad para abrazar el cambio y adoptar nuevas metodologías más eficientes, para otros, puede significar más de un dolor de cabeza en un contexto de incertidumbre global. ¿Cómo pueden las PyMEs reconvertirse en tiempos de pandemia?

Dos expertos de Snoop Consulting aconsejan acerca de los términos furor en este momento: “migraciones a la Nube”, “trabajo remoto organizado” y “vender en plataformas de e-commerce”.

#1 Requisitos para armar la oficina virtual

“Las oficinas virtuales son implementaciones que puede hacer cualquier PyME. el requerimiento de máquina es mínimo, ya que al basarse en la nube solo se necesita de un navegador en las computadoras. En el caso de las comunicaciones, brindamos una solución de voz sobre IP donde prácticamente no hay diferencias con los sistemas tradicionales” explica Mario Becerra, gerente de Proyectos del Área PyMEs de Snoop Consulting , consultora que ya está ofreciendo paquetes a medida para que las PyMEs continúen sus operaciones.

Los especialistas concuerdan en que se trata de una rápida implementación que no supone un gran desembolso de dinero ya que para el funcionamiento no es necesario comprar servidores de ningún tipo. Como en todo cambio, el primer paso es un diagnóstico “que se puede realizar en horas, para luego armar un plan de migración. Acá siempre se prioriza que la empresa pueda operar lo antes posible. En nuestro caso trabajamos con plataformas world-class como Google Cloud Platform, Azure, Huawei, AWS.” completa Mercedes Morera, directora del Área PyMEs de Snoop Consulting.

#2 Apostando al e-commerce: la carta ganadora

Pero, ¿qué sucede con las PyMEs que necesitan vender online? Según estimaciones de Kantar, la cantidad de personas que realiza sus compras online creció 30% con la crisis del coronavirus (Covid-19) y hay 3 de 10 compradores nuevos que volverían a repetir la experiencia. “Para que las empresas puedan seguir vendiendo en forma online es muy importante contar con el software adecuado tanto para la venta como la atención de clientes post venta.

Todo negocio a la calle puede convertirse en un e-commerce. Incluso los que por rubro parecería que no, como una boutique, por ejemplo: hoy la tecnología permite poder verse como quedamos vestidos con un saco de cierto color, o entrar a un departamento y recorrerlo en 360º” explica Morera, haciendo alusión a herramientas de realidad virtual y aumentada que, con el alejamiento de los consumidores de las tiendas físicas, pueden empezar a popularizarse.

#3 Cómo evangelizar en las buenas prácticas del Home Office      

Una vez que los sistemas virtuales están corriendo adecuadamente, el paso lógico es utilizarlos en la nueva modalidad. Para los expertos de Snoop Consulting, esto puede parecer más difícil que la implementación del sistema en sí.

La cultura organizacional es fundamental para montar las oficinas virtuales. Tiene que haber un convencimiento desde las direcciones de las empresas que esto es posible y a partir de allí instrumentar los procesos necesarios para que esa cultura virtual se lleve adelante.”, señala Morera.

Desde Snoop Consulting cuentan que estas nuevas formas de trabajo, requieren una capacitación que implementan a través de Webinars. “Hay ciertas normas de convivencia virtual que hay que respetar para que las reuniones no sean caóticas. Esas normas incluyen un moderador que es el que tiene que llevar las riendas de la reunión sobre todo cuando son más de tres participantes esto se hace indispensable”.

-Se deben respetar los horarios de inicio y fin de las reuniones, de manera que todo lleve un orden, y utilizar el calendario para que todos puedan estar preparados para el tema a tratar. Si no se corre el riesgo que esas reuniones sean improductivas.

Para Morera, se trata de un giro positivo: “quizás este momento de cambio intempestivo, sea el empujón necesario para agilizar ciertos procesos que antes no se tenían en cuenta o se minimizaban. Creemos que es una muy buena oportunidad para empezar a explorar los caminos y alternativas de mejoras que ofrece la transformación digital.”




  Etiquetas:
  Temas: