El aburrimiento tiene su lado bueno

El aburrimiento tiene su lado bueno
marzo 30 10:09 2019

El aburrimiento es probablemente una de las emociones que más predominan en la sociedad y sin embargo una de las menos entendida. Es fácil encontrar ejemplos de cómo puede engendrar otros estados emocionales negativos que suelen conducir a resultados no buscados y también negativos (como conductas peligrosas o delincuentes). Pero, ¿invariablemente el tedio conduce a resultados negativos? ¿Podría ser que tenga efectos menos obvios, como mayor creatividad?

Un estudio de la Australian National University, junto con la Singapore Management University y la Nanyang Technological University concluye que el aburrimiento protege y estimula tanto la creatividad como la productividad. Exploró las consecuencias de ese estado de ánimo usando tres estudios experimentales que identifican los beneficios de estar aburridos.

En el estudio que llaman 1, descubrieron que el tedio ayudaba a aumentar la productividad individual en generación de ideas. En el estudio 2 muestran que la manipulación del aburrimiento sólo aumenta eso mismo, aburrimiento, pero no activa ninguna otra emoción negativa (como el enojo o la frustración). En el estudio 3, descubrieron que el desgano no aumenta universalmente la creatividad para el desarrollo de una tarea, sólo lo hace en aquellos individuos que tienen una orientaición hacia el aprendizaje, necesidad de conocimientos y apertura a la experiencia. En ellos sí aumenta significativamente la creatividad.

“Esperamos que nuestra investigación aumente la comprensión de lo que significa estar aburrido en el trabajo; esperamos que le sea útil a los directivos, empleados y organizaciones”, señalan los investigadores en un comunicado. “Creemos que existe la oportunidad de mejorar el compromiso de los empleados y el rendimiento de la organización mediante la designación de períodos de aburrimiento para los empleados durante la jornada laboral. Organizaciones como Google ya están implementando conceptos similares al alentar a los empleados a dormir una siesta, desconectarse y recargarse en el trabajo, y creemos que estas prácticas se expandirán en todo el mundo corporativo en los próximos años”, añaden.

Los investigadores recomiendan que los directivos y las organizaciones innoven en la forma de gestionar los tiempos muertos en el entorno laboral.

Leer completo en Revista Mercardo

Leer más sobre Productividad