45 mil extranjeros han entrado a Chile con visa de trabajo en 2012

noviembre 19 02:00 2012

La estabilidad política y económica, sumada a la buena calidad de vida, ha convertido a Chile en un destino apetecido por los extranjeros que buscan mejores oportunidades de empleo. Los inmigrantes vienen principalmente de Perú, quienes representan el 50% de los extranjeros con visa de trabajo, seguidos de Colombia (22,6%) y República Dominicana (7%), según datos del Departamento de Extranjería e Inmigración del Ministerio del Interior.

Entre enero y octubre de 2012 se han entregado 45.734 visas sujetas a contrato, que corresponden al 56% del total de las visas entregadas en el período (81.357). Éstas representan un alza del 26,9% en la cantidad de extranjeros que llegan a trabajar al país, respecto del mismo período de 2011.

Según entendidos en el tema, a Chile no llegan trabajadores sólo por una creciente demanda de mano de obra en la minería y construcción. La directora de selección y calidad de la empresa de recursos humanos Adecco, Mariela Ardizzone, explica que “las empresas extranjeras buscan abrir mercados en el país o mantener sus operaciones base para Latinoamérica desde acá, generando mayores oportunidades de empleo tanto para chilenos como para extranjeros”. Además, los expertos plantean que trasladarse a Chile significa acceder no sólo a grandes empresas, sino también a salarios y beneficios atractivos, además de una buena calidad de vida.

Esto último concuerda con los resultados obtenidos por la encuesta de Mercer en 2011, donde Santiago aparece como la quinta ciudad con mejor calidad de vida en América Latina y la tercera de Sudamérica.

Paul van Kerkhof, director general para Latinoamérica de la consultora de recursos humanos Randstad, dice que este fenómeno se da porque los jóvenes están mirando más allá de sus fronteras. “El 50% de los graduados piensa que es importante tener experiencia en otros países para tener mejores oportunidades”, asegura.

Según el experto en capital humano, estar conectado con otras culturas hace que las personas sean más integrales y que tengan una visión más amplia para enfrentar problemas. “Esa experiencia intercultural te da un plus sobre el resto”, comenta Kerkhof.

En la empresa de reclutamiento CT Partners señalan que se dan realidades distintas: hay trabajadores que llegan solos y hay otros a los que se “importa” debido a su capacidad o conocimiento específico. “De España llegan muchos jóvenes profesionales, pero también de Europa traemos asesores especialistas en áreas tecnológicas o plataformas bancarias que nosotros no tenemos. Esas búsquedas extranjeras representan hoy un 20% de nuestro trabajo”, explica Lucy Krell, socia de CT Partners.

Eduardo Antunovic, otro socio de CT Partners, agrega que la presencia laboral de extranjeros es una tendencia nueva, ya que hace tres años era muy raro que una compañía estuviera abierta a buscar candidatos fuera del país.

El principal problema
Antunovic agrega que el principal problema que viven los extranjeros al llegar al país es la adaptación cultural y su integración a los equipos. “Por definición no somos tan diversos como las compañías multinacionales, somos más cerrados. Pero es algo que está cambiando, las generaciones jóvenes son abiertas porque conocen más, es un proceso en desarrollo”, comenta.

Con ello concuerda Pedro Lacerda, portugués y CEO de Randstad Chile. “Es fácil conectarse con la sociedad chilena porque es un pueblo extrovertido, pero no es fácil que te acepten en su grupo de amigos. Con mi señora nos costó un año tener una pareja de amigos, pero eso igual pasa en la mayoría de los países”.

Ardizzone explica que para poder acoger a los integrantes internacionales es importante generar un acompañamiento inicial de orientación y mantener instancias de inducción para cada uno de ellos…




  Temas:
  Leer completo en:

EconomiaYNegocios.cl